Reactivando las empresas lideradas por mujeres en el Caribe con mejor acceso al financiamiento

Nuevos datos del Caribe indican que los elevados requisitos de garantías y tasas de interés están entre los principales obstáculos que impiden que las empresas lideradas por mujeres accedan al financiamiento. Esto es un importante desafío para el Caribe, especialmente tras la pandemia.

banner

Todos sabemos que, a pesar de que las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYME) son importantes y representan el 99,5% de las empresas en América Latina y el Caribe (ALC), afrontan grandes obstáculos para acceder al financiamiento que necesitan para innovar, invertir y crecer. Este problema es aún más serio para las MIPYME dirigidas por mujeres o cuyas propietarias son mujeres.

 

En la región del Caribe, las empresas que pertenecen a mujeres o son dirigidas por ellas suelen estar entre las MIPYME con una menor cantidad de empleados. Además, según indican datos recientes del Caribe, estas empresas se vieron más afectadas por la pandemia del COVID-19 que otras.

En este contexto, ¿qué tienen que decir las propias empresarias caribeñas acerca de lo que les impide acceder al financiamiento? Un nuevo informe elaborado por el Departamento de Países del Caribe del BID, BID Invest y Compete Caribbean analiza las barreras autopercibidas de acceso al financiamiento utilizando los datos de más de 1.000 empresas en seis países del Caribe, que surgieron a partir de las encuestas empresariales de Compete Caribbean. Analizando los datos, hemos identificado obstáculos para las empresas dirigidas por mujeres en comparación con las de los hombres. Además, nos basamos en ejemplos de cómo el Grupo BID está trabajando para mejorar el acceso financiero de las MIPYME de mujeres.

¿Cuáles son algunas de las conclusiones principales?

  • Las empresas de mujeres o dirigidas por mujeres son más propensas a depender del financiamiento a corto plazo. Los datos indican que durante los últimos 20 años, las empresas de mujeres accedieron a aproximadamente el 20% del volumen total de crédito a corto plazo otorgado en cada país (préstamos con un plazo inferior a tres años). Esto incluye líneas de crédito, créditos en cuenta corriente y tarjetas de crédito. Es importante destacar que sólo accedieron al 1,3% de los préstamos a mediano y largo plazo durante el mismo período. Estos instrumentos a corto plazo también suelen tener costos más elevados.
  • Dos tercios de las empresas de mujeres o dirigidas por mujeres informan que el acceso al financiamiento es un obstáculo importante o grave para el negocio. En la mayoría de los países del Caribe, una mayor cantidad de empresas de mujeres manifiesta que los obstáculos para acceder al crédito, en particular los requisitos de garantía, son un obstáculo importante o grave en comparación con otras empresas. Esta diferencia es más notable en Guyana y Surinam, donde las empresas dirigidas por mujeres tienen 14% y 10% más de probabilidades, respectivamente, de compartir esa opinión.

 

 

graph

  • El costo del financiamiento también juega un papel preponderante en el desarrollo financiero general. El 39% de las empresas de mujeres consideran que las altas tasas de interés son un obstáculo importante o grave para hacer negocios. En Guyana, Jamaica y Bahamas, una mayor cantidad de mujeres afirma que el costo del financiamiento es un obstáculo importante o grave en comparación con otras empresas. Curiosamente, en Barbados y Surinam, donde más empresas de mujeres manifiestan que el acceso al financiamiento es un obstáculo importante en relación con otras empresas, el costo financiero no es la razón principal. Por ejemplo, el 76% de esas empresas en Barbados informa que el acceso al financiamiento es un obstáculo, pero solo el 36% afirma que el costo financiero es una barrera. Esto indica que hay otros factores en juego, como las condiciones de los préstamos (el tenor) y la forma en que están estructurados, la capacidad de cumplir con los requisitos de garantía, o la falta de capacidad para solicitar y obtener préstamos empresariales. No obstante, en general, el 31% de las empresas de mujeres de la región que decidieron no solicitar un préstamo señalaron que el motivo principal eran las tasas de interés desfavorables (la razón más citada).
  • Las instituciones financieras pueden hacer más para impulsar el crecimiento de las empresas de mujeres. Las instituciones financieras multilaterales y de desarrollo están trabajando junto con el sector financiero para desarrollar soluciones que aumenten el acceso al financiamiento de las empresas dirigidas por mujeres. Por ejemplo, la Women Entrepreneurs Finance Initiative (We-Fi) es una alianza internacional cuyo objetivo es desbloquear el financiamiento y el acceso a los mercados de las empresas propiedad de mujeres o dirigidas por ellas. Con el financiamiento de We-Fi, BID Invest proporcionó los incentivos basados en el desempeño y los servicios de asesoramiento para ayudar al Banco Promerica de República Dominicana a aumentar su cartera de PYME de mujeres. Iniciativas como esta sirven de modelo para futuras intervenciones que busquen ampliar el acceso de las mujeres al crédito.

graph

Con el adecuado acceso al financiamiento, las empresas dirigidas por mujeres o cuyas propietarias son mujeres pueden superar las limitaciones que, de otro modo, les impedirían crecer. Debemos continuar aprendiendo de las intervenciones que han ayudado a las instituciones financieras privadas a aumentar el financiamiento a las PYME de mujeres, ya que sirven de modelo para promover un mayor y mejor acceso al financiamiento por parte de las mujeres en la región.

Para obtener más información, consulte la edición de julio 2022 del Caribbean Economics Quarterly, Finance for Firms: Options for Improving Access and Inclusion (solamente disponible en inglés).

 (Henry Mooney, David Rosenblatt, Khamal Clayton y Monique Graham del Departamento de Países del Caribe del BID también han contribuido a este informe).

 

 

 

Autores

María Cecilia Acevedo

María Cecilia Acevedo es economista del Departamento de Estrategia y Efectividad en el Desarrollo de BID Invest en Washington, DC. María Cecilia ap

Natasha Richardson

Natasha Richardson es la Coordinadora Regional del Sector Privado del Grupo BID para la Región del Caribe. Natasha ha trabajado en el desarrollo del s

Stefano Pereira

Stefano Pereira trabaja en la División de Efectividad en el Desarrollo de BID Invest. Tiene una maestría en economía de la Universidad de Toronto y un

David Rosenblatt

David Rosenblatt es el Asesor Económico Regional del Departamento de Países del Caribe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Antes de este pue

Henry Mooney

Henry Mooney es asesor económico del Banco Interamericano de Desarrollo. Anteriormente trabajó con el banco de inversión Morgan Stanley en Londres, el

Financial Institutions

Posts Relacionados

  • banner
    Cómo aprovechar el creciente ecosistema de fondos sostenibles

    El ecosistema de fondos sostenibles ofrece una fuente de financiación para empresas de la región, que pueden ayudar a inversionistas internacionales y locales a desarrollar sus propias agendas de sostenibilidad con operaciones que computan en sus portafolios como inversiones de impacto.

  • banner
    Inclusión financiera con enfoque de sostenibilidad

    Los casos de éxito en bancarización sostenible muestran el camino para posibles competidores y nuevos actores en el sector financiero. Y hay pocos casos de mayor éxito que el de Banco Familiar de Paraguay.

  • Image
    Banca abierta en América Latina y el Caribe: aquí y ahora

    La banca abierta (“open banking” en inglés), que permite a los proveedores de servicios externos acceder a datos financieros de instituciones financieras a través de API, está creciendo rápidamente debido a tendencias globales y la sed de innovación en la región.