Pasar al contenido principal

Mundo BID: teletrabajo, el impacto de la guerra sobre la región, educación en Haití

Presentamos tres entradas de blogs del Grupo BID sobre el nuevo mundo del teletrabajo, el impacto de la guerra de Ucrania sobre la región y centros de llamadas en Haití.

banner

La oficina como la conocemos, ¿se terminó?

¿Se acuerdan de la época en la que el principal evento del día era “ir al trabajo”? Levantarse, prepararse y vestirse para la faena, trasladarse (más o menos) por una hora, llegar, trabajar, reunirse a puerta cerrada, calentar comida en el microondas público, almorzar comentando las noticias del día con los colegas, trabajar un poco más, salir corriendo al encuentro con los niños para ayudarlos con las tareas mientras preparamos la cena, salir a trotar media hora si nos queda algo de tiempo, y finalmente “rendirnos” en cama para levantarnos a las 5.30am a hacerlo todo de nuevo.

Para muchos, esos días quedaron atrás. Incluso para quienes no dejaron de “ir al trabajo” ni un solo día (como los trabajadores de supermercados, o del transporte público, o quienes insistieron y persistieron con la presencialidad), la vida laboral cambió. Cambiaron los turnos, las dinámicas, los hábitos. Pero ¿quiere eso decir que la oficina como la conocemos se terminó para siempre?, y ¿fue la pandemia el gran detonante, o ya venía ganando terreno la flexibilidad laboral desde antes?

Estos fueron algunos de los temas que abordaron Eliana Bracciaforte, cofundadora y COO de la plataforma latinoamericana de trabajo freelance Workana, y Laura Ripani, jefa de la División de Mercados Laborales del BID, en su conversación en vivo sobre flexibilidad laboral, trabajo freelance y el futuro del trabajo en América Latina y el Caribe. En esta nota hacemos una reseña breve de esa charla.

Sigue leyendo esta entrada.

El impacto de la guerra en el financiamiento externo en América Latina y el Caribe

Desde marzo de 2022, la guerra entre Rusia y Ucrania ha tenido un impacto significativo en la economía mundial, afectando la recuperación de la pandemia de COVID-19 y frenando o deteniendo el crecimiento en la mayoría de las regiones del mundo. Con la interrupción del suministro de productos agrícolas y energéticos, también ha disparado la inflación, que ya estaba al rojo vivo antes de que estallara la guerra.

Los países de América Latina y el Caribe no se han salvado de estas perturbaciones. El Informe macroeconómico del BID de 2022, publicado en abril, examinó el impacto potencial de la guerra en las exportaciones, el comercio y los saldos en cuenta corriente de la región para 2022. Advirtió que los países en los que el saldo en cuenta corriente se estaba deteriorando tendrían que buscar financiamiento externo adicional en condiciones adversas. Anticipó correctamente que los bancos centrales de las economías desarrolladas seguirían aumentando sus tasas de referencia y continuarían absorbiendo liquidez para luchar contra la inflación interna.

Dado este contexto, no es de extrañar que la mayoría de los países de la región hayan tenido que enfrentar mayores necesidades de financiamiento externo. Dichas necesidades consisten en el déficit de cuenta corriente (CC) de cada economía más los pagos (amortizaciones) de su deuda externa. El gráfico 1 muestra las necesidades de financiamiento externo previstas de los países de la región en los que la diferencia entre esas necesidades y la inversión extranjera directa (IED) en 2022 es superior a la mediana de la región. Restar la inversión extranjera directa tiene sentido: Es una forma de financiamiento estable, más relacionada con las condiciones estructurales de cada economía y muestra muy poca respuesta a las políticas macroeconómicas de corto plazo.

 Sigue leyendo esta entrada.

graph

¿Cómo apoyan los call centers a la educación en Haití?

A lo largo de los años, la capacidad del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de los proyectos financiados que financia para la supervisión en persona se ha visto considerablemente obstaculizada en Haití. Los niños no asisten a las escuelas debido a los peligros asociados a los desplazamientos, las construcciones escolares se retrasan debido a que las personas y los materiales no pueden atravesar las zonas controladas por las bandas y los servicios a las escuelas, como la entrega de bienes y servicios, se ven obstaculizados por la inseguridad generalizada. En ese contexto, el uso de estrategias innovadoras como los centros de llamadas o call center han sido de gran ayuda para apoyar las intervenciones en las escuelas.

El Banco ha sido inquebrantable en su compromiso de proporcionar apoyo al Ministerio de Educación de Haití (MENFP) y a sus proyectos en el desarrollo de sólidas estrategias innovadoras y prácticas de seguimiento y supervisión con el fin de recopilar datos oportunos para informar sobre las actividades del proyecto y apoyar la entrega de intervenciones a las escuelas y los niños.

El uso de un call center (centro de llamadas) se desarrolló por primera vez en 2019 en el proyecto HA-L1077 financiado por el Banco, cuyo objetivo era mejorar el acceso a la educación de calidad en Haití. Desde entonces, la herramienta se ha ampliado en los proyectos HA-L1145, HA-J0001 y HA-L1102, todos los cuales tienen grandes componentes de educación destinados a proporcionar servicios oportunos en las escuelas de todo Haití.

Siga leyendo esta entrada.

Escrito por

Equipo BID Invest

BID Invest busca ser el banco de soluciones del sector privado de América Latina y el Caribe. Apoyamos proyectos para avanzar con la energía limpia

Gender

Posts Relacionados

  • Una mujer en una instalación industrial
    Algunas muy buenas razones para cuidar la integridad de los bonos de género

    América Latina y el Caribe se ha convertido en una región líder en la emisión de bonos de género destinados a impulsar el empoderamiento de las mujeres. Estos instrumentos ofrecen soluciones prometedoras para que el mercado de capitales movilice fondos hacia proyectos que aceleren la paridad.

  • Una ejecutiva en una oficina
    ¿Cómo promover la igualdad de género en el sector privado? Hablemos de incentivos financieros

    No faltan mujeres con las cualidades de liderazgo necesarias para dirigir un negocio o destacarse en el lugar de trabajo. Lo que a menudo falta son las oportunidades para hacerlo. Los incentivos financieros basados en resultados pueden ayudar a llenar este vacío al motivar a las empresas a avanzar en la igualdad de género en sus operaciones.

  • Mujeers en una reunión de oficina
    Mujeres, riesgos y oportunidades

    Las mujeres hemos dado sobradas muestras de liderazgo firme. Desde posiciones de poder tomamos y manejamos con éxito los riesgos. Y como empresarias, ahorramos más y pagamos mejor. Sin embargo, aún hay mucho por hacer para lograr la paridad.