Pasar al contenido principal

Vacaciones 2.0: Cómo la tecnología está moldeando el futuro del turismo en América Latina y el Caribe

América Latina y el Caribe es una región rica en naturaleza y cultura, con un enorme potencial para convertirse en un referente turístico global, impulsando el desarrollo económico y la creación de empleo de calidad en la región. A pesar de algunos obstáculos, los nuevos comportamientos de los usuarios y, sobre todo, los nuevos avances tecnológicos traen nuevas oportunidades para esta industria.

Personas haciendo escalada en una cascada.

La importancia de la industria de turismo y sus actividades económicas conexas es más que evidente para América Latina y el Caribe si se observan sus aportaciones en cuestión de PIB, empleo y exportaciones.

El sector turístico continúa su constante recuperación después de la pandemia de COVID-19 y se espera que genere aproximadamente el 11.5% del PIB en el Caribe y el 7.9% en América Latina en 2023.Esta industria transversal involucra sectores como el transporte, hostelería, gastronomía, cultura, ocio y entretenimiento, entre otros. También tiene el potencial de ser uno de los sectores que lideren la lucha por la sostenibilidad ambiental la conservación de la biodiversidad y contra el cambio climático. 

Explotar el potencial del sector será complicado, ya que existen diversos retos para los años próximos que, si bien pueden representar una barrera para el desarrollo de las industrias turísticas, también presentan una oportunidad importante.

IDB Invest y NTT Data han llevado a cabo una serie de investigaciones para proporcionar hallazgos, perspectivas y recomendaciones sobre cómo las nuevas tecnologías están transformando diferentes industrias y cómo el uso de teléfonos inteligentes es crucial para cerrar la brecha digital en la región.

Como parte de esa serie, el estudio "Cómo las Nuevas Tecnologías Están Transformando el Turismo en América Latina y el Caribe" muestra que la transformación digital está cambiando la forma en que se desarrolla el sector turístico, generando mayor comodidad, seguridad y menos puntos de contacto.

Destaca, además, la alta fragmentación del sector, las modificaciones en las preferencias del consumidor y la falta de personal cualificado. La diversidad de jugadores, desde pequeños negocios hasta grandes cadenas internacionales, dificulta la adopción de tecnologías y limita la colaboración, complicando la satisfacción de las demandas de una enorme cantidad de viajeros que buscan experiencias superiores y adaptadas a sus cambiantes necesidades.

Adicionalmente, la banca comercial ha mostrado resistencia a financiar proyectos turísticos, lo cual limita el potencial de desarrollo y vuelve necesaria la exploración de alternativas de financiación. Para esto se debe incentivar a los organismos financieros a considerar el turismo como una industria viable y valiosa, capaz de generar crecimiento económico y empleo en la región.

Por otro lado, a medida que los clientes adoptan nuevas tecnologías, aumenta la demanda de experiencias mejoradas, personalizadas y fluidas, lo que obliga a las empresas de la industria a mantenerse al día con las últimas tendencias tecnológicas.

Un claro ejemplo de las consecuencias de no adaptarse a las tecnologías se vio claramente con la irrupción de las agencias de viaje online (OTAs) en la década de los 2000, cuya llegada transformó completamente el ecosistema y dejó a los hoteleros sin una parte del mercado que no han logrado recuperar.

Ya sea la manera en la que los viajeros realizan sus reservas, la forma en la que las agencias de viaje brindan servicio o las comodidades que brindan las aerolíneas y los hoteles, la tecnología ha llegado a impregnar prácticamente todos los elementos relacionados con el turismo y el transporte en general. 

 

Gráfico que muestra las distintas formas en las que la tecnología está transformando la industrian turística

 

Sin embargo, es importante enfatizar que las empresas turísticas deben encontrar el balance entre las soluciones tecnológicas y la interacción humana, ya que los clientes lo consideran vital para tener una experiencia satisfactoria.

Los avances en la captura y recopilación de datos, prácticamente en tiempo real, han abierto un mundo de posibilidades para las empresas del sector turístico. Esta avalancha de información permite a las empresas identificar a los clientes de manera clara y entender sus comportamientos, preferencias y necesidades de manera profunda y detallada.

Con esta visión, pueden generar productos y servicios altamente personalizados, ajustados a las expectativas individuales de cada cliente. De hecho, se espera que para 2025, los servicios personalizados sean el principal factor de diferenciación para las marcas del futuro.

Tanto la aparición de nuevas tecnologías como el comportamiento variable de los consumidores están motivando a los actores del sector a evolucionar y ajustarse al contexto actual a través de nuevos modelos de negocio.

Los distintos actores en este mercado están optando por integrar Marketplaces en sus plataformas, proporcionando a sus clientes con múltiples servicios y productos que les generan ingresos adicionales a lo largo de todo el ciclo de vida de los viajeros.

Por otro lado, modelos como TaaS (Travel as a Service) y Nature Based Travel, ofrecen suscripciones accesibles garantizando calidad en el servicio y fomentan la perseveración del medio ambiente y empoderan a las comunidades locales.

A medida que América Latina y el Caribe avanza hacia la recuperación y el reajuste de la industria del turismo después de la pandemia, queda claro que debe capitalizar las tendencias emergentes gracias a la tecnología y abordar los desafíos presentes para asegurar un crecimiento significativo y sostenible.

Autores

Guillermo Mulville

Guillermo lidera el equipo de Telecomunicaciones, Medios y Tecnología (TMT) de BID Invest, adonde ingresó en 2016. Es responsable del desarrollo de

Rogerio Basso

Rogerio Basso se desempeña como jefe de turismo de BID Invest, la institución del sector privado del Grupo del Banco Interamericano de Desarrollo.

David Brogeras

David lidera el equipo de Servicios de Asesoría en Transformación Digital en BID Invest, al que se unió en 2021. Su papel consiste en desarrollar serv

{{ raw_arguments.field_category_target_id }}

Posts Relacionados

  • banner
    Agrofotovoltaica: Una doble oportunidad para Latinoamérica y El Caribe

    La producción agrofotovoltaica combina los cultivos y/o crianza de animales debajo de paneles solares montados en el suelo. Al generar energía renovable, conservar el agua y realizar un uso eficiente de recursos, puede coadyuvar a un futuro bajo en carbono y resiliente al cambio climático.

  • banner
    ¿Cuál es el estado de la transformación digital de los agronegocios de la región?

    Los agronegocios presentan una gran oportunidad para aumentar la creación de valor en un sector que es de dos a tres veces más efectivo para reducir la pobreza que cualquier otro, incluyendo manufactura y servicios

  • banner
    La digitalización puede ayudar a América Latina a aliviar la escasez mundial de alimentos

    América Latina y el Caribe está en posición privilegiada para aliviar la escasez mundial de alimentos, a medida que el cambio climático se perfila como amenaza global, particularmente si aprovecha las soluciones digitales, según un nuevo informe desarrollado por BID Invest en colaboración con Accenture.