Pasar al contenido principal

Equipamiento, capacitación y reinas para ayudar a apicultores de México a fortalecer su resiliencia climática 

¿Cómo podemos ayudar a los pequeños apicultores de América Latina y el Caribe a fortalecer su productividad y su resiliencia al cambio climático? Según una reciente evaluación de un programa piloto en México realizada por BID Invest, proporcionándoles una combinación de insumos básicos y capacitación. Pero lo más importante, abejas reina. De esta manera, los productores lograron aumentar la producción de miel, los rendimientos y el número de colmenas en sus apiarios; y adoptaron mejores prácticas en el manejo de colmenas, impulsando su resiliencia ante futuros eventos climáticos.

Un apicultir pesando un panal.

Nuestra relación con las abejas se remonta mucho tiempo atrás. Unos 9.000 años, según un exhaustivo análisis de residuos de cera de abeja encontrados en antiguos fragmentos de cerámica. Hoy en día seguimos dependiendo de estos seres laboriosos como polinizadores y productores de miel.

Desafortunadamente, las abejas – y el sustento de quienes las crían – están amenazados por pesticidas, parásitos, pérdida de hábitats y el cambio climático.

América Latina y el Caribe representa el 14% de la producción mundial de miel. Argentina, México y Brasil se encuentran entre los principales exportadores de miel del mundo. Hasta el momento, los países de la región han tenido éxito en la producción de miel a pesar de una gestión deficiente de las colonias. Sin embargo, los apicultores deben adaptar sus prácticas ante la mayor frecuencia e intensidad de inundaciones y sequías provocadas por el cambio climático.

Por eso, es crucial identificar qué funciona mejor para aumentar la resiliencia climática de esta práctica milenaria.

La evidencia reciente de un estudio de impacto de un programa piloto que llevamos a cabo en México muestra que al proporcionar a pequeños apicultores una combinación de insumos básicos, capacitación y, lo más importante, abejas reina, aumentaron el número de sus colmenas, la producción de miel y el rendimiento. También adoptaron mejores prácticas de manejo de colmenas, fortaleciendo así su resiliencia.

En junio de 2020, la tormenta tropical Cristóbal causó devastación en el estado sureste de Yucatán, donde se produce la mayor parte de la miel de México. Las graves inundaciones afectaron a toda la cadena de suministro del estado. Los pequeños apicultores fueron los más afectados, sufriendo grandes daños, y con recursos escasos para reconstruir sus colmenas.

Para ayudarlos a recuperarse, mejorar la productividad y desarrollar resiliencia ante futuros eventos climáticos, en julio de 2021, BID Invest y la empresa mexicana de alimentos Naturasol implementaron un programa piloto de un año, con pequeños apicultores de Yucatán que venden su miel a Mielmex, una filial de Naturasol. 

En ese momento, Naturasol — un cliente estratégico de BID Invest — tenía más de 16.000 proveedores de miel, el 95% de los cuales eran de pequeña escala. Invertir en soluciones que les ayuden a adaptarse al cambio climático es también beneficioso para las empresas del sector privado como Naturasol, ya que una mayor resiliencia se traduce en cadenas de suministro más sólidas.

 

Mira nuestro video sobre este proyecto.

 

El programa fue implementado por Agroeco, una consultora especializada en gestión de colmenas, e incluyó cuatro componentes principales:

  • 1) insumos básicos para alimentación, control de plagas y equipamiento;
  • 2) capacitación general sobre prácticas sostenibles de manejo de colmenas;
  • 3) nuevas abejas reina con genética mejorada; y
  • 4) capacitación enfocada en la cría de abejas reina.

La capacitación fue en la lengua maya, la más utilizada en la zona, e incluyó talleres grupales y visitas de seguimiento individuales. El contenido se definió en función de las necesidades identificadas por los productores y fue impartido por apicultores locales formados como técnicos. 

Asegurar la participación plena e igualitaria de las mujeres apicultoras – a menudo excluidas de intervenciones pasadas – también fue una prioridad. El calendario de los temas de capacitación y la provisión de insumos se planificaron para coincidir con las necesidades de los apicultores durante todo un año agrícola.

Para medir el impacto de esta intervención, llevamos a cabo un estudio utilizando datos extraídos de encuestas a 356 productores de miel, recolectados antes y después de la intervención. Comparamos los efectos en resultados clave como la producción de miel y los rendimientos para los productores que recibieron el “paquete completo”, que incluía los cuatro componentes de la intervención, y aquellos que sólo recibieron insumos básicos (que sirvieron como “grupo de control”).

Los resultados muestran que el programa exhaustivo valió la pena. Los apicultores que recibieron el “paquete completo” aumentaron el número de colmenas en sus colonias en un 24%, la producción de miel en un 33% y lo más importante, los rendimientos en un 11%, en comparación con el grupo de control (ver Figura 1a). 

Esto se tradujo en mayores ingresos mensuales por la venta de miel, que pasaron de US$100 por apicultor en 2020 a US$163 en 2022. El enfoque completo también resultó costo-efectivo, generando US$1,2 dólares adicionales en ventas de miel por cada dólar invertido en el programa.

Los apicultores que recibieron el “paquete completo” también fueron más propensos a adoptar las mejores prácticas de manejo de colmenas, lo que es un buen augurio para la resiliencia climática a largo plazo. Tenían casi un 50% más de probabilidades de cambiar sus abejas reina anualmente y criarlas ellos mismos, en comparación con el grupo de control (ver Figura 1b). Esta es una mejora importante, ya que tener reinas de alta calidad se considera uno de los factores más cruciales para productividad apícola.

 
 
Impacto del “paquete completo”  (Figura 1)

 

Gráfico que describe el impacto del "paquete completo"

 

Los principales factores detrás de estos resultados positivos parecen ser las nuevas abejas reina en términos del aumento de colmenas, producción de miel y rendimientos; y la capacitación, en términos de fomentar la adopción de mejores prácticas. Además de los beneficios tangibles que experimentaron, los apicultores que recibieron el “paquete completo” también fueron más propensos a creer que es factible tomar medidas individuales para hacer frente al cambio climático, al igual que ellos mismos lo hicieron.

Esperamos que esta mentalidad orientada a lograr resultados inspire las acciones y compromisos de los líderes mundiales durante la COP28 en Dubái y más adelante.

Si bien necesitamos tomar medidas diversas y a gran escala para hacer frente a la crisis climática, esta experiencia en México muestra que hay soluciones costo-efectivas y beneficiosas para todas las partes que puede adoptar el sector privado para fomentar la resiliencia de las personas más afectadas por el cambio climático

Para más detalles sobre los resultados de este estudio de impacto, consulte nuestro DEBrief de diciembre de 2023, ¿Qué funciona mejor para fortalecer la productividad y la resiliencia climática de los apicultores? y un video sobre el programa piloto. 

 

Autores

Gabriela Aparicio

Gabriela Aparicio es Oficial de Impacto en el Desarrollo de la División de Desarrollo Efectivo (DVF) del BID Invest, donde trabaja en la estructuració

Victoria Luca

Victoria Luca es consultora de Impacto en el Desarrollo de la División de Efectividad en el Desarrollo de BID Invest, donde apoya la evaluación de pro

Camila Rodríguez Taylor

Camila es Asesora Climática Senior de BID Invest y trabaja en la División de Servicios de Asesoría de BID Invest. Es responsable de evaluar el Alineam

Development Impact

Posts Relacionados

  • Composición fotográfica con la imagen de una emprendedora
    Una emprendedora obtiene un préstamo, ¿qué pasa después? La importancia de documentar toda la historia

    Para la mayoría de las mipymes lideradas por mujeres, obtener un préstamo es un desafío. ¿Qué pasa cuando lo logran? ¿Sus negocios crecen y generan empleos? Recopilar información sobre el impacto de estos créditos puede ayudar a los bancos a servir mejor a las mujeres y a sacar más provecho de las inversiones de impacto.

  • Una emprendedora venezolana en su taller
    Las microfinanzas integrales reducen brechas para la población migrante en Chile

    Si se logra la participación de los sectores público y privado, las instituciones financieras y la sociedad civil, la inclusión financiera de inmigrantes puede ser una oportunidad para la innovación, la cohesión social y el crecimiento económico.

  • Dos manos sosteniendo una planta con una gráfica al fondo
    Tendencia alcista: el apetito de los mercados por lo sostenible

    Desde hace algún tiempo, la comunidad de inversores en América Latina y el Caribe busca dos cosas: innovación y bonos temáticos. Este creciente interés por los temas ambientales, sociales y de gobernanza será crucial para financiar la construcción de un mundo mejor.